Chef en evolución

Un icono de la gastronomía mexicana contemporánea es Jorge Vallejo, quien en 2012 inauguró, junto con Alejandra Flores -su esposa-, Quintonil en CDMX.

Gracias a su sencillez y talento, Vallejo puede jactarse de tener uno de los restaurantes más premiados del país y famoso en todo el mundo, lo que implica “gran responsabilidad, compromiso y determinación por hacer mejor las cosas en cada aspecto que involucra esta profesión. Quintonil es mi proyecto de vida: me veo a futuro aquí, con mi familia, en un restaurante mejor al que tenemos y vinculando nuestro trabajo de manera significativa, profunda, con consideraciones de responsabilidad social y sustentabilidad”, relata.

Cuando no está de viaje, “un día normal transcurre entre mi casa y el restaurante, espacios que comparto con mi esposa, nuestra hija Estela, y nuestras perritas Almendra y Chía; procuro hacer ejercicio y, si me sobra tiempo, leer”, comparte el famoso chef

Dicen que lo simple es lo mejor, así que entre los platillos y experiencias que inspiran a Vallejo, “disfruté mucho los sabores de casa, sobre todo de mi abuela, una gran cocinera. También las cosas sencillas, como el sabor reconfortante de un taco de aguacate con sal; las pizzas de Nabuccos, los tacos de gaonera y el pollo rostizado; eran mis favoritos en la infancia, pues más que el sabor, tenían que ver con la ocasión en que los comía”.

 

Acerca de Jorge Vallejo

Nacido en CDMX, en 1981, trabajó en los cruceros Princess; se integró al restaurante Pujol; fue chef corporativo de Grupo Habita; creó la iniciativa Orígenes, junto con los chefs Mauro Colagreco y Virgilio Martínez, para conservar técnicas y costumbres culinarias latinoamericanas. Fue nombrado Rising Star por FOUR Magazine, en 2014; fue Chef del Año, en lo premios GQ Hombres del Año, en 2015; y entró a la lista de Los 300 líderes más influyentes de México, en 2016.

“Procuren la honestidad y la autenticidad; eludan el simulacro y la pretensión”.
Jorge Vallejo