CHEF Y ESTRELLA MEDIÁTICA

San Patricio Celebra en Guadalajara
5 mayo, 2017
TIP SALUDABLE – GALLETAS CHSPAS DE CHOCOLATE
25 mayo, 2017

A sus 40 años, Aquiles Chávez es uno de los mejores chef de la escena gastronómica en México.

Nació en la capital del país, creció en Tabasco y, en determinado momento, decidió su camino: O se dedicaba a la música o entraba de lleno a la cocina. Optó por la segunda opción y, desde entonces, no ha parado de hacer aportaciones al mundo culinario. Su espíritu emprendedor lo llevó a muchos países, siendo un embajador de la cocina mexicana. “Me fui a Houston, pero no me fue como esperaba; tuve la oportunidad de quedarme a vivir en el extranjero y mejor emprendí en México. Irme a Pachuca fue una decisión de familia, para formar a mis hijos, además que quise devolverle al país algo de lo mucho que me da. ¡Mejor hago algo de México para México!”, expresa Chávez.

En cuanto a sus planes, “trabajamos en montar en CDMX una Sirena Puerca (cocina basada en los ingredientes del mar en recetas de los más tradicionales antojitos del País, como un pambazo de camarón o pulpo); en el tema de televisión estamos planeando un programa bastante chido que tiene que ver con cocina y música, así que voy a juntar mis dos vocaciones. ¡Vamos a cocinar música! Y no digo más porque será una sorpresa”, relata con entusiasmo el chef.

Un detalle básico en el diario trajín de la vida de un chef es la vestimenta, por lo que Aquiles empezó a usar las filipinas Clinik porque “me gustó mucho su comodidad, tela y frescura. Entonces me hablaron para ser embajador de la marca y fue como sacarme la lotería: De repente me visten con cosas que necesito y que son a mi medida, ¡me siento como un niño en juguetería!, y me encanta trabajar de la mano con los diseñadores y decirles lo que me funciona mejor como chef”, platica.

Para Aquiles la gastronomía es un atractivo turístico que “está en pañales, debe ir más allá de una iniciativa, pues la macrodiversidad gastronómica que tiene México puede detonar muchas cosas. Que el próximo presidente se formule plantearlo como política de estado, los candidatos deben tener una Agenda Gastronómica Nacional. Y debemos sentarnos a hablar a fondo”, señala.

Los platillos que más lo inspiran son “el tamal, que un tiempo fue lo máximo para mí: Desde aprender a hacerlo hasta cocinar mis versiones; me tiene vuelto loco el mole, es un plato que nos identifica: Lo comen pobres, ricos, flacos, gordos… y hay desde Tijuana hasta Quintana Roo. Es un tema de orgullo nacional: Cada quien presume el mole de su abuela como el mejor. En el restaurante hago mole verde con guajolote, el mismo que me hacía mi mamá en mis cumpleaños, pues la idea es recordar de dónde venimos a través de la cocina”, comparte Aquiles.

Así, el famoso chef invita “a darse el tiempo para cocinar y comer en familia. En mi casa, la comida es el momento más importante del día: La mesa llevaba a la sobremesa, a compartir. Sí hay tiempo, lo que no hay es cabeza: Pueden hacerlo en el desayuno o en la cena, la idea es reunirse en familia alrededor de la mesa”, concluye.

FICHA

ESTÁ EN TODOS LADOS

Él ha participado en la Cumbre Gastronómica de México Mesamérica, el Festival del Chocolate y el Wine & Food Cancún-Riviera Maya; escribió el libro La Cocina y las Locuras de Aquiles, y ha sido anfitrión en los programas televisivos El Toque de Aquiles y Aquiles en Houston, así como juez en  Top Chef México.  Su obra maestra es el restaurante Sotero, en Pachuca, Hidalgo, donde investiga y promueve los ingredientes y especies de la región, y el lugar fue nombrado por la guía México Gastronómico como uno de los 120 mejores restaurantes de México en 2017.